El Día de la ONU marca el aniversario de la entrada en vigor en 1945 de la Carta de las Naciones Unidas. Con la ratificación de este documento fundacional de la mayoría de sus signatarios, incluidos los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, las Naciones Unidas entraron oficialmente en vigor.

La Organización de Naciones Unidas tiene como propósito mantener la paz y la seguridad internacionales; fomentar entre los países relaciones de amistad basadas en el respeto a la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos; y aportar a la cooperación mutua entre naciones, para la resolución de problemas y el desarrollo común de los pueblos.

Estos propósitos fundacionales renuevan su significado en el marco de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, adoptada en 2015 por los líderes mundiales. La agenda está estructurada en 17 objetivos globales orientados a poner fin a la pobreza, reducir la desigualdad y luchar contra el cambio climático.

Actualmente, la ONU está compuesta por 193 Estados. La secretaría general del organismo es ejercida por el portugues António Guterres, quien asumió el cargo en enero de 2017.

Mensaje del Secretario General de la ONU 2018

En el Día de las Naciones Unidas celebramos el aniversario de nuestra Carta fundacional, el documento de referencia en el que se plasman las esperanzas, los sueños y las aspiraciones manifestadas por “nosotros, los pueblos”.

Las mujeres y los hombres de las Naciones Unidas se esfuerzan cada día por dar un significado práctico a lo dispuesto en la Carta.

A pesar de las dificultades y los obstáculos, nunca nos damos por vencidos.

La pobreza extrema va en descenso, pero las desigualdades van en aumento.

Pese a todo, no nos damos por vencidos porque sabemos que, reduciendo las desigualdades, aumentamos la esperanza, las oportunidades y la paz en todo el mundo.

El avance del cambio climático es más rápido que las medidas de respuesta, pero no cejamos en nuestro empeño porque sabemos que la acción por el clima es el único camino posible.

En muchos lugares se violan los derechos humanos. Sin embargo, no nos damos por vencidos porque sabemos que el respeto de los derechos humanos y de la dignidad humana es una condición básica para la paz.

Los conflictos se multiplican y la gente sufre. Sin embargo, tampoco nos damos por vencidos porque sabemos que todos los hombres, todas las mujeres y todos los niños merecen vivir en paz.

En el Día de las Naciones Unidas, reafirmemos nuestro compromiso de recuperar la confianza perdida, de cuidar la salud de nuestro planeta, de no dejar a nadie atrás, y de defender la dignidad de todos y para todos, como naciones unidas.

Un casco azul en la Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUC), cerca de Bunia en la RDC. Foto ONU

Fuente: www.un.org