Grupo civil que surgió porque trabajaban con perros y se unieron para hacer búsqueda y rescate de personas con canes, como apoyo a personal policial o familias que lo soliciten.

CC: ¿Cuál fue el disparador para que naciera la Asociación Civil Lihue Eluney?
Gabriela: Primero empezamos entrenando perros, siendo educadores caninos y bomberos, en algún momento los que empezamos habíamos sido bomberos, desde ya siempre nos gustó mucho el tema de ayudar al otro.
Dentro del campo de lo que es adiestramiento de perros (de canes), tenes diferentes ramas, entonces nosotros, yo creo que, por nuestra vocación, surgió la idea de preparar perros para búsqueda de personas.
Tomando en cuenta la cantidad de personas que a veces se pierden, en la misma ciudad, o ni Dios lo permita, puede llegar a haber un sismo o algo que requiere el apoyo, me parece que es muy importante el trabajo y la función que ellos cumplen en nuestras manos.
Nosotros al ser civiles, lo que necesitamos es ser convocados por personal policial que nos pueda llegar a pedir como apoyo o podemos ser solicitados también mediante un fiscal, en realidad quien nos va a dar el OK va a ser un fiscal, nos puede solicitar la familia y demás, pero quien nos va a permitir el ingreso es un fiscal. Nosotros en este momento lo que tenemos son perros para búsqueda de personal en lo que se denomina “grandes áreas” que sería para personas que se pierden en la sierra, en el campo o en lugares similares y en caso de derrumbes que se puede suponer que hay personas atrapadas, también tenemos perros que los enviás y te señalizan los lugares donde están las posibles víctimas.
La verdad es que uno a veces no quiere entorpecer mucho el trabajo de los demás, igual tampoco nos conocen, entonces no nos llegamos a ofrecer, respetamos un poco más lo que son las autoridades, como a quien llaman primero es a la división canes, entonces nosotros respetamos eso, pero nos gustaría que sepa la gente de que hay un recurso al cual pueden acudir que somos nosotros, somos civiles, que dentro de lo que podemos hacemos el mismo trabajo y podemos ser un apoyo en caso de que lo necesiten.

CC: ¿Cuál ha sido la acción más relevante que han hecho en la asociación este año y, por otro lado, cuál es la que más te impactó o más te dejó a nivel personal?
Gabriela: Yo estuve colaborando particularmente cuando se perdió Florencia Di Marco, porque todavía no teníamos el grupo bien armado con los perros y sabemos que es bastante difícil ingresar, para hacer el rastrillaje persona a persona. No llevamos perros pero pudimos colaborar un poquito al menos en esa tarea. Me impactó mucho, porque cuando es un niño siempre sentís que llegás muy tarde, ¿no?
A mi particularmente me conmueve muchísimo la cantidad de personas desaparecidas o perdidas que hay, yo no te puedo decir, por culpa de o que, yo sé que hay personas desaparecidas a las cuales todavía no se las ha encontrado, y a mí eso me conmueve muchísimo, yo creo que es porque tengo hijas y siempre pienso que si algún día les pasa a ellas y yo no saber dónde están, que paso, que salieron de mi casa y no volvieron y yo no puedo saber dónde están… para mi sería terrible, entonces me gustaría que haya gente que me ayude a buscarlas. Creo que por eso todos los que estamos dentro de este grupo lo pensamos de esa manera, actúas como para buscar a un familiar tuyo, por eso es que lo hacemos gratis. Somos casi en la mayoría civiles, excepto el señor Zavala, y lo hacemos todo por vocación y porque nos conmueve mucho. El hecho de saber que un día se te fue tu hijo y no volvió y vos no sabés donde está ni por donde buscar o que hacer… Entonces está bueno tener algún recurso.
Este año trajimos por primera vez a San Luis la capacitación en primeros auxilios para actuar con personas con discapacidad. Tuvimos muy buena convocatoria, porque nosotros además de perros tenemos que formarnos en caso de lo que es primeros auxilios y todo ese tipo de cosas. Por lo general los cursos que te dan para primeros auxilios siempre se piensa en las personas sanas, no se piensa en que podes tener que ir a actuar con una personas que pueden tener alguna discapacidad, ya sea autismo, silla de ruedas o lo que sea… entonces este año trajimos a un disertante que dio una jornada de capacitación, con gente que vino de Merlo, Villa Mercedes, una muy buena convocatoria, la verdad que estábamos más que contentos con eso.

CC: ¿Hasta dónde te gustaría llegar con la asociación?
Gabriela: Creo que el sueño de todos nosotros es, primero más que nada estar bien preparados, para eso también nos tenemos que formar con cursos y demás, también certificarnos, porque nos piden la certificación a nivel nacional que te la da Cinotecnia, que todavía no hemos llegado a eso, pero confiamos en que vamos a llegar, y que se nos tenga en cuenta… porque somos dos asociaciones civiles en toda la provincia que hacemos esto de perros de búsqueda (nosotros en San Luis capital y también hay una en Villa Mercedes), que la gente sepa que pueden contar con nosotros en caso de que nos necesiten, para poder colaborar desde otro punto, que ya no está solamente la policía. Somos personas comunes, yo soy amá de casa, mamá, bombero… estamos más cerca de la sociedad, por decirlo de alguna manera. Y también, fundamentalmente, poder dar una respuesta, ya sea buena o mala, pero que la persona sepa donde está su familiar.