En Julio de 1995 la Asamblea General de la ONU (Naciones Unidas) proclamó el Día Internacional de las Cooperativas, a conmemorarse el primer sábado de julio de todos los años.

Motivada por esta fecha, la Alianza Cooperativa Internacional emitió un mensaje donde da cuenta que “Los modelos de empresas propiedad de sus inversores sufren actualmente una crisis de insostenibilidad económica, social y medioambiental;  mientras que el modelo cooperativo ha demostrado su gran resiliencia en tiempos de crisis”.

El texto continua diciendo: “Las crisis globales actuales han sido causadas por un modelo empresarial que considera más importantes los retornos financieros que las necesidades humanas, un modelo que apunta a privatizar las ganancias y socializar las pérdidas”.

En relación a las cooperativas la ACI explica que “Al dar la mayor prioridad a las necesidades humanas, las cooperativas responden a las crisis actuales de sostenibilidad y nos ofrecen una forma distinta del `valor compartido`. Además, el modelo de la cooperativa no es víctima del engaño que aflija al modelo capitalista desde hace más de veinte años por considerar los resultados financieros como el indicador central de la buena empresa. Una cooperativa es sencillamente una búsqueda colectiva de la sostenibilidad que intenta ^` optimizar` los resultados de varias partes interesadas en vez de maximizar las ganancias de una de ellas.

Por consiguiente, cuando la situación resulta más dura, toda la mano de obra es vital para el bienestar de una cooperativa y no solamente unos cuantos gerentes”.

El mensaje de la ACI destaca también el rol de las cooperativas financieras frente a las prácticas de los grandes bancos. “Las cooperativas de ahorro y crédito, los bancos cooperativos (…) se han mantenido estables en las diferentes regiones, creando incluso empleos indirectos. La propiedad en manos de sus miembros que la controlan y se reparten los beneficios es el elemento clave de esta resiliencia y garantiza ventajas que no tienen sus competidores”.

Las cooperativas “contribuyen al capital social, lo que las diferencia de las empresas propiedad de sus accionistas. Las cooperativas desempeñan asimismo un papel fundamental en la prestación de servicios sanitarios amenazados de ser privatizados, o controlados por el Estado o abandonados si se les aplican los recortes presupuestarios”.

Por último, la ACI resalta “las grandes ventajas de las cooperativas de consumo: su capacidad a suministrar productos alimenticios y otros productos esenciales a los consumidores a un mejor precio mientras se van vaciando parcial o totalmente los bolsillos”.

El Día Internacional del Cooperativismo “nos da la oportunidad de reflexionar en todo lo que han hecho las cooperativas en períodos de menor o mayor prosperidad, y de reiterar nuestro compromiso con darle mayor relieve  a este modelo empresarial basado en valores”.