Dependiendo de la discapacidad que tenga una persona es posible que no pueda conducir un coche según llega de fábrica, pero existen soluciones tecnológicas para casi cualquier discapacidad.

Fuente: https://www.eitb.eus/es/