Según determinó el fallo judicial, el joven de 18 años que arrojó a un perro por el aire en su fiesta de cumpleaños,deberá asistir a un refugio con cientos de canes, además de donarles alimentos, por el plazo de un año.

Un joven de 18 años fue condenado este viernes a realizar tareas comunitarias por maltratar a un perro al que arrojó por el aire en su fiesta de cumpleaños, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Nahuel Giovanoni, que durante un año deberá realizar tareas comunitarias en “El Montecito de los Canichones, un refugio de cientos de canes, además de donar alimentos para animales de otro predio similar.

El fallo por infracción a la Ley 14.346 por maltrato animal surgió a instancia del fiscal de La Banda y Robles, Hugo Herrera, en una audiencia abreviada de los Tribunales de santiago del Estero.

El incidente en el que Giovanoni arrojó por el aire a un perro fue en su fiesta de cumpleaños al que asistieron amigos y compañeros de colegio.

Fuente: www.elchorrillero.com