El espíritu de ayudar a quién lo necesita no se mide en tiempo ni dinero, los animales que ya no tienen nada que perder, encuentran en ella todo el amor y cuidado que aún pueden ganar.